Mensaje del Presidente

John J. Flynn
JAMES BOLAND
President

Somos Uno

Journal: Issue 1 - 2011

En los meses que transcurrieron desde que los miembros de BAC recibieron el último Journal, intereses corporativos bien financiados y los políticos que éstos han seleccionado, han estado intentando sistemáticamente aplastar los derechos gremiales que tenemos y por los que aquellos que nos antecedieron lucharon tanto.

Pocos han capturado la esencia de estos ataques a los trabajadores -ya sea invalidando los derechos de negociación colectiva para los trabajadores del sector público imponiendo leyes “por el derecho a trabajar por menos” o restringiendo los Acuerdos de Proyectos Laborales y haciendo prevalecer las protecciones salariales- de manera más precisa o elocuente que el Rev. Cletus Kiley en la Conferencia Legislativa de la Industria de la Construcción (Building Trades Legislative Conference) a nivel nacional, en abril (los comentarios del Padre Kiley aparecen debajo).

En Wisconsin, Indiana, Ohio y Michigan, estado tras estado, ciudad tras ciudad, las acciones de los BAC locales y ADC en el correr de las últimas semanas (ver páginas 10-12) confirman la disposición de nuestro gremio para actuar en defensa de los derechos de todos los miembros gremiales. Y en este momento decisivo de la historia del movimiento laboral de EE.UU., el Consejo Ejecutivo de IU (IU Executive Board) llama a cada miembro de BAC a unirse a nosotros en nuestra cruzada por empleos, justicia e integridad, siempre teniendo presente que “un daño a uno es un daño a todos”.

Comentarios del Rev. Cletus Kiley

Conferencia Legislativa BCTD – 4 de abril de 2011

No nos quedaremos callados. Algo está saliendo muy mal en este país... Debemos hablar. Debemos actuar.

Hubo una época en que, en este país, los hombres que trabajaban duro podían contar con un jornal justo. ¡Pero hoy ya no! Hubo un tiempo en el que, en este país, después de una vida de trabajo duro, un hombre podía contar con una jubilación. ¡Pero hoy ya no! Hubo un tiempo, en este país, en el que se respetaba a los hombres y mujeres que trabajaban en nuestras escuelas, que protegían nuestras ciudades, que cumplían con las labores gubernamentales. ¡Pero hoy ya no! Hoy, alguien ha cambiado las reglas. ¡Y no nos quedaremos callados!

Primero vinieron los apostadores de Wall Street que mutilaron nuestra economía, se otorgaron a sí mismos beneficios obscenos y comenzaron aquella gran mentira de que los culpables eran los gremios de trabajadores y la clase media. ¡Eso es mentira y no nos quedaremos callados!

Cuando no pudieron engañarnos con eso, les echaron la culpa a los inmigrantes y enfrentaron a los trabajadores entre sí para causar estragos en la cancha de juego equitativa de los trabajadores. Cuando los expusimos, convirtieron nuestros gremios del sector público en demonios. Y solo nos queda pensar: ¿no son nuestros gremios los próximos?

Hoy están equilibrando sus presupuestos a cuestas de la clase trabajadora. Las reducciones impositivas están dirigidas a los ultra-ricos. General Electric no paga un centavo. Dicen que nuestros gremios tienen demasiada voz en la vida política pero hacen de cuenta que no vemos la mano de los hermanos Koch y de otros millonarios respaldando sus esfuerzos.

Oh, sí... ¡Algo está muy mal en la casa de los estadounidenses! ¡Pero hoy, no nos quedaremos callados!

Así como ustedes le dieron al profeta el valor para levantar su voz, así les pedimos que nos otorguen ese mismo coraje… Porque nunca hubo tanto en juego para los trabajadores de este país. Así como le otorgaron al profeta el enojo justiciero, dejen que de igual manera caiga el enojo justiciero sobre esta casa, esta mañana. ¡Basta! Nosotros somos el trabajo. Nosotros somos la industria de la construcción. Nosotros somos los trabajadores de Estados Unidos, y ¡SOMOS UNO!

No caminaremos tranquilamente hacia la oscuridad. No nos quedaremos callados.

Hoy, guiados por su visión, nosotros decimos que es hora de un nuevo contrato social en este país. ¡Y lo haremos realidad!

Así que, les pedimos que nos bendigan ahora con su valor. Les pedimos que nos bendigan con enojo justiciero. Porque hoy no nos quedaremos callados. Hoy, SOMOS UNO, y... ¡actuaremos!”

[Para ver el discurso del Padre Kiley vaya a http://on.fb.me/KileyatBCTD.]

Comparta Su Historia del BAC

Le invitamos a compartir una historia especial sobre algún trabajo que haya desempeñado o sobre lo que significa para usted y su familia ser miembro del BAC. No olvide incluir una foto. Por favor envíe sus testimonios por correo postal o correo electrónico a:

BAC Communications
620 F Street, NW
Washington, D.C. 20004
askbac@bacweb.org

620 F Street NW
Washington, DC 20004
Phone: 202.783.3788
Toll free: 1.888.880.8222
Email: askbac@bacweb.org

CANADA - IMI - IPF -IHF