Mensaje del Presidente

John J. Flynn
JAMES BOLAND
President

Desarrollando Poder de Base

Journal: Issue 2 - 2013

Cuando los trabajadores nos unimos, nuestra capacidad de luchar por y obtener salarios decentes, sitios laborales más seguros, un trato justo y buenos beneficios es indiscutible. Sin embargo, estado tras estado, esos avances se encuentran bajo ataque por una serie de asaltos cuidadosamente organizados y bien financiados en contra de los sindicatos y de sus miembros por parte de intereses comerciales multimillonarios y los políticos que ellos apoyan. Tales asaltos no son algo nuevo, ni tampoco somos nosotros los únicos atacados. Por mucho tiempo ya, las políticas de salarios bajos han mantenido estancados a los salarios y han hecho insalvable la brecha de ingresos que existe entre los multimillonarios y el resto de nosotros, encogiendo efectivamente el poder adquisitivo de la clase media trabajadora de Estados Unidos, o sea, aproximadamente el 60% de todos los trabajadores. Y es que no se trata sólo de los salarios. Las protecciones ambientales, la seguridad en el sitio de empleo, la seguridad en la jubilación, y la igualdad de oportunidades todas sufren cuando la carrera hacia el fondo continúa sin obstáculos y las ganancias cobran prioridad sobre las personas. (Esto es especialmente cierto en la región sur de los Estados Unidos – vea la página 8).

Con motivo de la celebración del Día del Trabajo 2013 en Estados Unidos y Canadá, comentaristas de toda Norteamérica sin duda usarán la oportunidad para señalar la disminución relativa del número de afiliados en sindicatos y formular la pregunta tangible: ¿Cuál es el futuro del movimiento laboral?

Se trata de una pregunta que está siendo intensamente abordada por la AFL-CIO, la cual, en representación de 57 sindicatos y 12 millones de trabajadores, se está preparando para su convención cuatrienal a celebrarse el próximo mes de septiembre, ocasión en la cual los delegados trazarán el rumbo de la federación para los próximos cuatro años. En el norte, el Congreso Laboral Canadiense (Canadian Labor Congress - CLC) está lanzando su campaña "Juntos la Justicia Funciona" ("Together Fairness Works") para llamar la atención a los valores comunes que tienen todos los canadienses de clase media con el movimiento laboral organizado.

Existe una rica historia de desarrollo exitoso de coaliciones entre el movimiento laboral y nuestros aliados progresistas, incluyendo organizaciones de base y de derechos civiles. Desarrollar un modelo más permanente que pueda reunir a socios laborales y comunitarios bajo un mismo paraguas en vez de depender de campañas temporales enfocadas en asuntos particulares, tiene el potencial de duplicar o triplicar el número de trabajadores cuyas voces pueden ayudar a ampliar lar nuestras y quienes obtendrían una mayor exposición a los beneficios de la afiliación sindical. Además, dado el aumento de medidas antisindicales a nivel estatal, poder aprovechar la presencia establecida de aliados comunitarios en áreas con baja densidad sindical sería otra ventaja significativa.

Como uno de los 48 Vicepresidentes del Consejo Ejecutivo de la AFL-CIO, fue un privilegio para mí el que me pidieran presidir uno de los tres comités de la convención de la federación, que en meses recientes se han enfocado en crear alianzas más duraderas entre el movimiento laboral y la comunidad con la finalidad de fomentar nuestras agendas comunes. Si bien en definitiva ésta y otras materias serán determinadas por los delegados de la convención, el diálogo que rodea a la futura dirección del movimiento laboral* en los Estados Unidos y Canadá merece la atención de los miembros del BAC debido al impacto que tiene en la reconstrucción de la densidad sindical nacional. Aumentos importantes en el número general de afiliados sindicales significaría una mayor ventaja en la mesa de negociaciones, y tales ganancias requieren que los nuevos miembros sindicales reflejen las diversas fuerzas laborales disponibles de cada nación.

Mientras tanto, puedo decir con toda certeza que la orgullosa tradición de participación cívica y esfuerzos de voluntariado de nuestros miembros en sus comunidades (ver páginas 14-16), así como también los programas de extensión comunitaria del BAC para fomentar el reclutamiento y la retención de mujeres y minorías en las filas del BAC (páginas 9-10), son pasos positivos en el camino hacia adelante de nuestro Sindicato y están muy en línea con un movimiento laboral Norteamericano dedicado a sus principios fundadores pero abierto a nuevos caminos para el cambio.

* Para más noticias, visite www.bacweb.org  y siga a BAC en Twitter y en Facebook; visite también www.aflcio.org y http://canadianlabour.ca/.

620 F Street NW
Washington, DC 20004
Phone: 202.783.3788
Toll free: 1.888.880.8222
Email: askbac@bacweb.org

CANADA - IMI - IPF -IHF